WHO&Co.

Start Up

¿Cuál es futuro? empresa tradicional v/s startups

Desde hace ya un tiempo y con la ayuda de la pandemia, estos últimos 2 años se ha abierto una nueva visión acerca del trabajo, existen actualmente empresas que han innovado en esta materia y se han adelantado a lo que hoy es tendencia.

Muchos profesionales, principalmente de nivel middle managment, que han trabajado años en compañías multinacionales, que soñaban con entrar a un “great place to work” hoy está cada vez más en retirada. Este tipo de compañías se han quedado atrás en la dinámica del trabajo, pensando que hoy hay nuevos drives motivacionales que hacen a un profesional estar feliz en lo que hace, priorizando calidad de vida, manejo de sus tiempos, “independencia” con foco en el trabajo por objetivos.

Hoy la mirada puesta en la realización personal ha tomado mucha fuerza y estar donde está la tendencia y la mirada del futuro en startups con fuerte componente tecnológico. Con esto, las ganas de salir de la zona de confort y el “cansancio” que produce hacer siempre lo mismo en las empresas tradicionales y poder aventurarse a hacer cosas nuevas.

Existen además otras variables asociadas a querer este cambio, temas de cultura, innovación, clima laboral, flexibilidad, orientación hacia las personas, entre otras que hoy las compañías tradicionales quedaron atrás en esta nueva forma de ver el trabajo. En muchas de estas empresas se trabaja sin horario, si no por objetivos y quizás esto te hace trabajar más, pero contento, sabiendo que te puedes organizar de la manera más eficiente y sabiendo que se confía 100% en ti y en tu trabajo, nadie va a decirte lo que tienes que hacer, ni controlar tus tareas, por lo que la autonomía e iniciativa tiene que ser parte fundamental de tu día a día, entonces tanto el éxito como el fracaso, son responsabilidad tuya. En el mundo corporativo estás más acostumbrado a tener una labor concreta y profundizar en ella, en una startup, puedes estar involucrado en muchos proyectos a la vez y meter mano en todo.

Hoy algunos datos de drives motivacionales de cambio de una empresa grande a una startup lo hacen por perspectivas profesionales limitadas (39%). Conciliación laboral y familiar (36%), falta de reconocimiento (32%), pocos desafíos (27%).

El salario sigue siendo un factor clave para los profesionales, pero no se trata del único motivo para tomar una decisión sobre su futuro laboral. Las políticas de fidelización del talento pueden, y deben, ocuparse de otros temas, como la flexibilidad, la conciliación o el ambiente de trabajo, entre otros.

A nivel global, el número de profesionales que trabajan en start-ups ha crecido más de un 20% en los últimos 12 meses y la mitad de los profesionales preferiría la experiencia de trabajar en una start-up a la estabilidad de ser empleado por una empresa consolidada.

El 42% de los profesionales, quiere aventurarse a trabajar en una cultura innovadora que los inspire a aprender cosas nuevas y a dar lo mejor de sí mismos, además las start-ups ofrecen una experiencia de aprendizaje real y dinámico a los empleados, dado que por ser pocos empleados, puedes colaborar con distintos proyectos y aprender nuevas habilidades.

Cuando un candidato apuesta por una start-up, normalmente lo hace porque busca una compañía “people-oriented“.

Valentina Vitar – Senior Associate Consultant en WHO&Co.

WHO&Co. – Consultora experta en el Desarrollo y la Gestión de Talentos (Hunting/Career Advisory)